De la pirámide al plato: El agua es el nuevo protagonista

Nuestro país ha cambiado el esquema de la pirámide al plato, indicando las proporciones y describe los alimentos que debe incluir una dieta saludable y balanceada.

Hoy el esquema del plato no solo incluye alimentos, sino también ejercicios, restringiendo las comidas ultraprocesadas y asignando un espacio a la actividad física.

De igual manera, esta vez, hay un nuevo protagonista: el agua.

El agua es un componente vital de la especie humana, siendo el centro del nuevo esquema del plato.

Esta vez, la pirámide quedó atrás, siendo reemplazada por el esquema del plato. Según expertos la pirámide inducia a errores, debido a que el consumo de los alimentos por nivel indicaba para las poblaciones cantidades desproporcionadas.

El plato indica los cereales no deben consumirse en exceso, sino orientarse en mayor medida a frutas, vegetales y hortalizas.

De igual manera, la pérdida de peso empuja a los consumidores a tener dietas restrictivas, que en muchos casos pueden ser peligrosas.

Comenzando en que los frutas y vegetales son la base de la dieta, perder peso progresivamente puede ser más sencillo, considerando entre unos 500 y 800 gramos semanales.

Debe ser integral

Expertos aseguran que un plato saludable debe contener hasta un 25% de cereales integrales, reduciendo el consumo de granos refinados.

Los cereales integrales aportan fibra, ayudan a la absorción de azúcar y son más sencillo de digerir, se recomienda para pacientes diabéticos.

En la pirámide original, expertos indican que la recomendación de consumir cereales refinados en grandes cantidades puede aportar a la subida de peso.

También no se aconseja eliminar por completo los carbohidratos de nuestras dietas, todo consumidor debe poner especial atención a la ansiedad.

La ansiedad puede provocar “atracones”, situación que puede perjudicar en gran medida las dietas equilibradas de todo consumidor.

Porciones

Distribuir adecuadamente las porciones en todos los platos es fundamental, mantener dietas equilibradas y variadas permitirá una pérdida de peso saludable.

Las proteínas deben ser otro 25% de la composición de un plato, este debe proceder sobre todo de huevos, pescados, carnes blancas, legumbres y frutos secos.

Se recomienda controlar la ingesta de carne roja y el queso, evitando por completo las carnes procesadas y embutidos.

Acerca de Conadecus 63 Articles
Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios